Entiende tu ciclo menstrual como un diagnóstico médico

Hace unos meses me di un viaje de Sevilla a Salamanca, de casi 5 horas de coche, para pasar el fin de semana con mi pareja pero no pude pasar nada de tiempo con ella: tenía la regla y el dolor no le dejaba salir de la cama.

Esa fue la razón por la que empecé a investigar sobre el ciclo menstrual.

Pronto me di cuenta de que no hay demasiada información sobre el tema y la que hay es muy superficial. 

Por eso me siento en el deber de divulgar sobre una temática sobre la que parece que solo puede divulgar el 50% de la población, y aún así no es común.

Quiero que entiendas que el ciclo menstrual es como una visita al médico: te dice que tal vas de salud.

En este artículo aprenderás a interpretar los cambios que se producen en el ciclo menstrual y qué problemas puede sacar a la luz.

¿Qué vamos a ver?

El ciclo menstrual es un indicador de salud

La píldora anticonceptiva suprime el ciclo menstrual y todos los cambios que tienen lugar durante el mismo. Sólo hay que ver los efectos secundarios que tienen estas pastillas para saber que tu cuerpo necesita esos cambios. Entre esos efectos encontramos la ganancia de peso, mayor probabilidad de depresión  o la pérdida de salud ósea (estudio, estudiorevisión)

Vemos claramente que el ciclo menstrual influye en la salud, pero esto también ocurre en dirección opuesta: tu estado de salud provoca cambios en tu ciclo menstrual.

Es algo lógico: si no escuchas bien probablemente tengas un problema de salud, igual que si no ves bien o si te cuesta respirar. El ciclo menstrual es otra de las funciones naturales del cuerpo y te da información sobre su funcionamiento.

Por tanto, puedes tomarte tu ciclo menstrual como si fuera una revisión médica mensual (revisión):

¿Has sangrado demasiado? Quizás no hayas ovulado, o tengas un exceso de estrógenos.

¿Ciclos demasiado largos? Quizás tengas Síndrome de Ovario Poliquístico

¿Tienes dolores constantes? No descartes una endometriosis…

 

doctor, dentist, dental

EL CICLO MENSTRUAL PUEDE VERSE COMO UNA VISITA MENSUAL AL MÉDICO

Pero... ¿Cómo es un ciclo menstrual saludable?

El primer paso para saber si tu ciclo es saludable es reconocer lo que está pasando en tu cuerpo, así que voy a intentar explicarlo de la forma más breve y sencilla posible.

Primero vamos a ver lo que ocurre a nivel físico y después a nivel hormonal, ya que el equilibrio hormonal va a ser clave para una buena salud.

Se considera que el ciclo se inicia con el primer sangrado intenso. En ese momento, mientras tú te pones la primera compresa, ya están madurando en el útero un conjunto de folículos.

Puedes imaginar cada folículo como un huevo y al óvulo como la yema que tiene dentro.

Un conjunto de ovocitos irá madurando hasta que uno de ellos se convertirá en el folículo dominante y desprenderá su óvulo. Este proceso puede durar de 7 a 21 días, y esta variación es lo que hace que existan ciclos más largos y más cortos. Esta fase se llama fase folicular.

El momento en el que ese huevo desprende su yema (el óvulo), es la ovulación, el momento más importante de todo el ciclo.

El óvulo viaja hasta el útero y espera durante 24 horas para ser fecundado.  Esto no significa que sólo seas fértil ese día, porque los espermatozoides pueden permanecer en tu flujo vaginal hasta 5 días, así que da igual que lleguen antes de tiempo.

Pero lo que cobra mayor importancia aquí es la cáscara de ese huevo vacío, que se conoce como cuerpo lúteo. El cuerpo lúteo va a segregar progesterona que, como veremos más adelante, es una hormona fundamental para una buena salud menstrual. Su función es preparar el cuerpo para ser el nido de un futuro bebé.

En caso de embarazo, el cuerpo lúteo aguanta tres meses con vida, hasta que la placenta se encarga de secretar progesterona. Si no hay embarazo, tiene una duración estable de entre 10 y 16 días. 

Al periodo de vida del cuerpo lúteo se le llama fase lútea.

Durante todo este proceso se ha ido produciendo el crecimiento del endometrio: la capa interna del útero que albergará al futuro bebé.

Con la eliminación de esa cáscara de huevo llamada cuerpo lúteo, los niveles de progesterona descienden, y esto indica que no habrá embarazo. Por eso se elimina el endometrio mediante el sangrado o menstruación y se reinicia de nuevo el ciclo. 

En este momento es donde suelen aparecer dolores: la descamación del endometrio es un herida y genera inflamación y dolor, lo que se une a las contracciones uterinas para eliminar el endometrio, que son similares a un parto.

nest, eggs, full

Equilibrio hormonal

Lo más interesante son las variaciones hormonales que se producen durante todo este proceso. 

Una de las hormonas que más impacto tienen en la salud menstrual es el estradiol, un estrógeno cuya principal función va a ser la de alimentar al endometrio para que este crezca y engrose sus paredes. Por eso, si el sangrado es abundante probablemente se deba a un exceso de estradiol.

También cumple otras funciones importantes como mejorar la sensibilidad a la insulina (revisión) o estimular el moco fértil: un tipo de flujo vaginal más líquido que permite que los espermatozoides alcancen el óvulo y que suele aparecer unos días antes de la ovulación, indicando que estás en un momento fértil (o simplemente que el estrógeno está alto).

Pero recuerda que las hormonas son mensajeros, y si dejas a un mensajero proclamar su mensaje a los 4 vientos sin que nadie le lleve la contraria acabamos creando un mundo de tontos.

Y el mensaje “contrario” al del estradiol lo da la progesterona, cuya función principal es sostener y nutrir el embarazo. Es una hormona que tiene muchísimos beneficios:

  • Contrarrestar algunos mensajes del estrógeno que, en exceso, pueden ser perjudiciales. Por ejemplo: la progesterona estimula la hormona tiroidea, el estrógeno la suprime (estudio). Por cierto, esta estimulación de la tiroides se traduce en una subida de la temperatura corporal de unos 0,3-0,5ºC. Este dato puede ser interesante para saber si estás ovulando.
  • Reduce la inflamación (revisión)
  • Mejora el sueño (revisión)
  • Protege contra enfermedades del corazón (revisión)
  • Mejora el estrés

Recuerda que la progesterona la segrega el cuerpo lúteo, y sin ovulación no existirá cuerpo lúteo ni progesterona. Por eso es tan importante asegurarte de que ovulas, y por eso es tan perjudicial eliminar el ciclo con una píldora anticonceptiva.

Esquema de los camios que se producen durante el ciclo menstrual

NOTA: si quieres profundizar un poco más sobre los cambios que se producen en el cuerpo durante el ciclo menstrual y cómo puedes aprovecharlos a tu favor puedes hacerlo en este podcast.

Check list de parámetros a revisar

Lo que acabamos de ver es pura teoría, y no te sirve de nada si no te digo en qué aspectos tienes que fijarte y cómo interpretarlos para detectar que puede estar yendo mal.

La primera pregunta que debes responder: ¿ovulas?

Ya sabes la importancia que tiene la ovulación en el ciclo menstrual y te estarás preguntando cómo sabes si estás ovulando.

Lo primero que debes comprender es que el sangrado no significa que hayas tenido periodo ni que hayas ovulado, por eso es importante que analices otros parámetros para saber si ovulas:

  • Moco fértil: ya sabes que el estrógeno estimula el moco fértil, ese flujo vaginal con una textura parecida a una clara de huevo. Tras la ovulación el estrógeno desciende, y el moco pasa a ser de tipo G (estimulado por la progesterona). Tras la ovulación el moco debería tener una textura más parecida al yogur. De cualquier modo, puede aparecer moco fértil tras la ovulación. Eso te estaría diciendo que tienes los niveles de estrógenos altos y/o progesterona baja.
  • Temperatura corporal: con la subida de la progesterona debería subir la temperatura corporal unos 0,5ºC. Este puede ser un indicador fiable para saber si ovulas.
  • Análisis de sangre: para evaluar los niveles de progesterona (estudio). El problema que tiene es que debe hacerse en el momento adecuado (después de la ovulación).
De cualquier forma, un ciclo en el que no ovules no supone un problema, el problema estaría en no ovular nunca (estudio)

Duración del ciclo menstrual

El día 1 del ciclo es el primer día de sangrado intenso. La duración del ciclo se mide desde el día 1 hasta el siguiente día 1.

Seguramente hayas escuchado el que el ciclo dura 28 días, pero esto es una simplificación. Como la fase folicular puede durar de 7 a 21 días y la fase lútea tiene una duración de 10 a 16 días la duración normal del ciclo menstrual es de 21 a 35 días aproximadamente. En la adolescencia pueden llegar a durar incluso 45 días hasta que tus receptores hormonales se adapten a la existencia del ciclo menstrual.

La pregunta es, ¿Qué significado tiene que el ciclo dure más de 35 días o menos de 21 días?

 

Ciclos largos

Si tu ciclo menstrual dura más de 35 días es probable que no hayas ovulado o que hayas tenido una fase folicular larga. La fase lútea no puede durar más de 16 días independientemente de lo que pase.

Si siempre has tenido ciclos de más de 35 días es probable que tengas Síndrome de Ovario Poliquístico y no lo sepas. También puede deberse a que estás comiendo muy poco, al estrés o a otra enfermedad.

 

Ciclos cortos

Si el ciclo dura menos de 21 días puede ser que no hayas ovulado.

También puede que la fase folicular (el crecimiento del huevo) haya sido muy corta, lo que es común cuando se acerca la menopausia (perimenopausia).

Por último, puede que la fase lútea haya existido pero haya durando menos de 10 días. Las causas más comunes de esto son el estrés o una baja disponibilidad energética. El extremo de esta situación es una amenorrea hipotalámica, donde ni siquiera tienes el periodo.

La forma más casera de saber la duración de la fase lútea es asegurándote de que tu temperatura corporal está alta durante al menos 10 días.

Sangrado

También es importante que evalúes si estás sangrando demasiado o demasiado poco, durante cuánto tiempo lo haces o si aparecen coágulos en la sangre.

Para que comprendas este punto es importante recordar que una de las funciones del estrógeno es alimentar al endometrio: a más estrógeno, más endometrio, y a más endometrio, más sangrado.

Sangrado excesivo

El sangrado debería durar 7 días como máximo y no superar los 80 ml en total. Puedes medir la cantidad de sangrado con los tampones (un tampón son 5-10 ml dependiendo del tamaño), o con la copa menstrual.

Si el sangrado supera los 80 ml o dura más de 7 días, puede que sea un ciclo anovulatorio, pero también puede ser que tengas pólipos uterinos, fibromas o adenomiosis. Si te pasa continuamente debería consultarlo con tu médico. También deberías consultar con tu médico si aparecen coágulos grandes en el sangrado.

También puede deberse a que tienes exceso de estrógeno o hipersensibilidad al estrógeno.  En estos casos aparecen síntomas como sensibilidad mamaria, síndrome premenstrual o fibromas. 

El exceso de estrógeno puede ser debido a que no estés metabolizándolo y eliminándolo de forma correcta, por ejemplo, por una mala salud de la microbiota intestinal.

La hipersensibilidad al estrógeno suele relacionarse con inflamación crónica o deficiencia de yodo (estudio).

Sangrado escaso

Un sangrado de menos de 25 ml puede ser señal de que no ovulas

Si lo compruebas y te das cuenta de que si estás ovulando simplemente indica que tienes un nivel de estrógeno bajo que puede estar causado por el tabaco, por comer muy poco o, por ejemplo, por comer grandes cantidades de soja. Esto no es algo preocupante siempre que sigas ovulando.

Dolor

Como ya he comentado, durante la menstruación se produce la descamación y eliminación del endometrio. Esto no deja de ser una herida que causará inflamación y dolor. Pero este dolor no debería dejarte imposibilitada en la cama o sin poder hacer vida normal. Si esto ocurre, deberías buscar la causa.

Este punto requiere muchos matices y es probable que pronto escriba un artículo sobre dolor menstrual y como lidiar con él.

Cuando el dolor viene de otra patología se llama dismenorrea secundaria. En general, cuando se dan estos casos el dolor es más continuo e irregular y no siempre aparece en la época del sangrado. Además suele llevar asociados otros síntomas como ciclos largos o cortos o demasiado o poco sangrado.

Las causas más frecuentes son la endometriosis, fibromas o adenomiosis.

La endometriosis merece hablar un poco más sobre ella. Es una enfermedad en la que crece un tejido parecido al endometrio fuera del útero. Puede llegar a crecer en lugares como el corazón. El problema es que no es fácil de diagnosticar por varias razones:

  • En primer lugar, se suele considerar que el dolor menstrual es normal, y eso lleva a que no se le de importancia.
  • En segundo lugar, no puede detectarse mediante ecografía. La única forma 100% fiable de detectar la endometriosis es la cirugía.
  • En tercer lugar hay mucho desconocimiento al respecto y no es raro que ni siquiera se conciba la posibilidad de su existencia.

De media, tarda en detectarse de 8 a 10 años, por eso te insisto en que si tienes un dolor persistente investigues más allá de lo que te diga el médico: no mereces pasar 10 años con dolores tan intensos.

Cuando el dolor no tiene ninguna causa aparente se llama dismenorrea primaria. Ese dolor suele ir disminuyendo con la edad, y se puede mejorar con el estilo de vida. Si te interesa te animo a dejar un comentario para que escriba un artículo específico sobre dolor menstrual.

También puede aparecer dolor por la postura, por infecciones y alergias… Pero lo abordaremos en otro post.

What we know about primary dysmenorrhea today: a critical review - Stella Iacovides, Ingrid Avidon, Fiona C. Baker

Conclusiones

Podríamos hablar sobre el síndrome premenstrual, sobre cómo aliviar el dolor menstrual, etc. Pero creo que es suficiente información por hoy. Simplemente quédate con las siguientes ideas:

  • El ciclo menstrual es una forma de evaluar mi salud
  • La píldora conceptiva está eliminando cambios beneficiosos para tu cuerpo.
  • El momento más importante del ciclo es la ovulación, y puedes comprobar si ovulas midiendo la temperatura corporal y observando el moco cervical o con un análisis de sangre en el momento correcto.
  • Un ciclo saludable dura entre 21 y 35 días, la cantidad de sangrado está entre 25 y 80 ml en total y no debería doler hasta imposibilitarte.

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

¡ÚNETE A LOS HIJOS DEL HIERRO!

Recibirás el ebook GRATIS, los principios de nuestra filosofía y te avisaré de cada post

2 comentarios en “Entiende tu ciclo menstrual como un diagnóstico médico”

  1. No debería sufrir esto 10 años… Llevo 15 con dismenorreas fuertes, incapacitantes e incluso fiebre, vómitos…
    He ido a infinidad de medicos y ginecólogos y despues de una ecografía y palpar siempre me dicen que no tengo nada y es normal y ala, ibuprofeno y pildora (que mas que aliviar me joden mas aún)
    Es desesperante, más que el dolor el que me tomen por tonta una y otra vez… La sanidad claramente olvida a las personas mestruantes 😔

    1. Totalmente… Por eso quiero hacer algo importante en este aspecto durante este año.

      Lo que te recomiendo es que busques a un especialista de verdad. No te quedes satisfecha con lo que te dicen porque si has cambiado todos los hábitos y sigues teniendo dolores imposibilitantes hay algo detrás.

      Mucho ánimo Ana =)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚNETE A LOS HIJOS DEL HIERRO!

Recibe GRATIS el ebook "Lo que no te cuentan sobre dietas"